«Oh boy» (Jan Ole Gerster, 2012)

Niko Fischer (Tom Schilling) es muy inconstante. Tiene veintisiete años y es incapaz de mantener su atención en algo concreto durante mucho tiempo. Nada le parece lo suficientemente interesante. No tiene estímulos, ni vocación, ni aspiraciones. No pretende abrirse camino en la vida, porque no sabe qué es lo que quiere. Niko ha dejado la universidad y un montón de cursos de diversa índole, y es incapaz de esforzarse por conservar una relación de pareja deteriorada por su propia indecisión y falta de pasión. Niko es un tipo brillante y culto, cuya lucidez le lleva a la conclusión de que nada importa… claro está, mientras siga cobrando los mil euros que le ingresa su padre, en concepto de gastos de estudios, que abandonó hace dos años.

No me interpreten mal, no se trata de la historia de un caradura, sino del retrato de una edad en transición, y de una generación cuya falta de perspectivas, a pesar de su preparación, hacen caer a los muchachos en la desesperanza y el vagabundeo existencial. Un desaliento que adormece cualquier tipo de pasión, ya sea por una profesión, una afición o una relación personal. Lo que provoca una falta de compromiso, de constancia y de esfuerzo que, a su vez, aparta a esos individuos de la sociedad, por no participar en la producción, ni en el consumo.

Tráiler subtitulado.

Parece ser que “Oh boy” (2012) es el proyecto fin de carrera de Jan Ole Gerster en la Academia de Cine y Televisión de Alemania en Berlín. Y, en algunos aspectos, sí parece un característico film de joven apasionado por el cine. Me refiero precisamente a su aspecto cinéfilo. “Oh boy” es muy transparente en cuanto a las influencias que han inspirado a su guionista y director. Para empezar, su fotografía en blanco y negro no sólo obedece a necesidades expresivas, que también, sino a un afán por emparentar con cierto cine callejero de los años sesenta y ochenta. Me estoy refiriendo a películas como “Shadows” (1959) y “Faces” (1968) de John Cassavetes, “Al final de la escapada” (1960) y “Masculin, femenin” (1966) de Jean-Luc Godard, “Extraños en el paraíso” (1984) de Jim Jarmusch, o “¿Quién llama a mi puerta?” (1967) de Martin Scorsese. Por otra parte, “Oh boy” también es hijo de su tiempo, no hay que olvidar que fue rodado por la misma época que “Frances Ha” (Noah Baumbach, 2012), y es permeable al cine estadounidense más independiente. No me refiero al cine exhibido en el festival de Sundance, ciertamente interesante, pero, por aquel entonces, ya copado por las majors, sino al cine etiquetado como Mumblecore, con Andrew Bujalski y sus “Funny Ha Ha”(2002) y “Mutual Appreciation” (2005), o Joe Swanberg y sus “Kissing on the Mouth” (2005) y “Hannah Takes the Stairs” (2007) o los hermanos Jay y Mark DuplassThe Puffy Chair” (2005) y “Baghead” (2008). Un cine Mumblecore, caracterizado por unos bajísimos presupuestos, e historias cotidianas de treintañeros que farfullan y deambulan sin parar y sin rumbo fijo. Lo que sorprende de “Oh boy”, tratándose de una ópera prima, es su equilibrio y falta de distanciamiento narrativo, más allá del blanco y negro. Y es que, a pesar de ser una película de un amante del cine, no hace homenajes gratuitos, sino que todo es orgánico. Jan Ole Gerster podría haberse sentido tentado a exhibir detalles meta-cinematográficos a lo Jonas Trueba y sus claquetas en “Los ilusos” (2013). Pero no, el director se centra en narrarnos el deambular de este chico desencantado y confuso, incapaz de conseguir que le sirvan un café normal. Y no pretende hacer un drama denso y pesimista, ni una comedia cínica y nihilista, sino una mezcla de los dos. Gerster va alternando drama y comedia con la precisión y equilibrio de un cineasta consumado, consiguiendo una película con ritmo, estética y profundidad impropia de un estudiante.

Un comentario sobre “«Oh boy» (Jan Ole Gerster, 2012)

Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: