Her (Spike Jonze, 2013)

Her” es una película escrita y dirigida por Spike Jonze. Los protagonistas son Joaquin PhoenixAmy AdamsRooney Mara, Olivia Wilde y Scarlett Johansson. La fotografía corre a cargo de Hoyte van Hoytema.

Theodore Twombly (Joaquin Phoenix) no acaba de superar  su ruptura con Catherine (Rooney Mara). Intenta no pensar en ello, pero la melancolía empaña todo lo que hace al cabo del día. Tiene un trabajo peculiar que consiste en redactar cartas de felicitación en nombre de personas que pagan por ello. En esas cartas vuelca todos sus sentimientos, pero no es suficiente alivio. Por las noches, cuando no puede dormir, contacta con desconocidas, en un chat de voz, con las que tiene, de vez en cuando, sexo virtual y descorazonador. Toda esta tristeza estallará en mil pedazos el día en que Theodore conozca a Samantha (Scarlett Johansson). Desde entonces, inician una historia de amor, con los altibajos propios de un típico romance, que podríamos haber vivido cualquiera de nosotros, de no ser por la naturaleza de Samantha, un sistema operativo formado por una inteligencia artificial, capaz de evolucionar y crecer a medida que va experimentando sensaciones y vivencias.

A la hora de idear una película (y cualquier obra de arte), antes que nada, tiene que haber la necesidad de expresar algo. Una vez enfocado el mensaje, hay que decidir la historia de la que te vas a servir para que el espectador reciba aquello que quieres expresar. Y, a partir de ahí, el tono, los personajes, la estética, la fotografía, la música… todo se colocará en función de esa necesidad primigenia de expresar algo concreto, y nada externo a ella deberá aparecer en la película. Como decía aquel gurú de la pureza cinematográfica llamado Robert Bresson: “Escarba en el mismo lugar. No te escurras fuera. Doble, triple fondo de las cosas.”

En el caso de “Her” (Spike Jonze, 2013), como en el de cualquier película, el espectador realiza el camino contrario al del cineasta. Es decir, recibe una historia, a partir de la cual, deberá deducir, de manera emocional o intelectual, lo que su creador pretende expresar. Pues bien, el film que nos ocupa cuenta una historia de amor, con las escenas y los giros mil veces contados en el cine y la literatura. Lo que viene a corroborar otro de los aforismos de Robert Bresson que, esta vez cito de memoria, venía a decir algo así como: “Una cosa vieja extraída de su contexto habitual, y colocada en otro, parecerá algo nuevo.” Y esto es lo que ha hecho Spike Jonze. Esa típica historia de amor, habitualmente entre dos personas, ahora se produce entre una persona y un sistema operativo que se asemeja a un móvil. Una historia convencional, se convierte así en una historia original.

Jonze ya ha captado nuestra atención. ¿Pero qué nos quiere contar? La primera impresión es que quiere denunciar nuestra dependencia de las nuevas tecnologías. Las imágenes de la gente cabizbaja hablando con sus aparatos portátiles, parecen corroborarlo. Pero la sinceridad de la historia de amor creo que invalida esta teoría. También podemos pensar que se nos muestra a un personaje con graves problemas de sociabilidad, pajillero y enganchado a los chats y a las relaciones virtuales, que es capaz de enamorarse de un aparato electrónico, por el simple hecho de que le hable con una voz femenina y sensual. Pero el hecho de que no sea una historia de amor aislada, sino todo lo contrario, también anularía la nueva propuesta. Otra opción sería que Jonze nos estaría hablando del amor interracial llevándolo al delirio, como haría Berlanga en “Tamaño natural” (L. G. Berlanga, 1973). O que el tema es el amor platónico por encima de lo físico. O la incapacidad de amar físicamente y la búsqueda de sustitutos, como en “Rompiendo las olas” (Lars von Trier, 1996). O la toma de conciencia de uno mismo, o la superación personal… Puede que Spike Jonze quiera expresar todo esto y mucho más, o no. Un pequeño problema de este film es que, volviendo a la superficie del relato, no deja de ser una historia convencional y, por lo tanto, previsible.

Spike Jonze lleva dos películas prescindiendo de los servicios del famoso guionista Charlie Kaufman, y sus querencias metanarrativas, para evolucionar hacia un estilo más sencillo que le ha llevado a envalentonarse a escribir este sorprendente guion en solitario.

Aquí os dejo una entrevista con los protagonistas Joaquin Phoenix y Amy Adams (también podéis leer mis comentarios sobre su interpretación en Animales nocturnos).

 

 

Anuncios

One thought on “Her (Spike Jonze, 2013)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s