Nightcrawler (Dan Gilroy, 2014)

Nightcrawler” es una película escrita y dirigida por Dan Gilroy. El director de fotografía es Robert Elswit, el montador John Gilroy y el músico James Newton Howard. La película está protagonizada por Jake Gyllenhaal, Rene Russo, Bill Paxton y Riz Ahmed.

Louis Bloom (Jake Gyllenhaal) se lo toma muy en serio. No puede pagarse unos estudios sobre administración de empresas, pero tiene Internet. Gracias a cientos de webs, Louis ha aprendido toda la jerga empresarial y de autoayuda que ha creído necesaria para triunfar. Cualquiera que oyese hablar a Louis pensaría que es un joven emprendedor de brillante futuro y, por desgracia, quizá esté en lo cierto. Pero lo que no podría intuir es su condición de hombre solitario, marginado y dedicado a pequeños robos. Cosa que, entrando en su manera de pensar, podríamos encontrar hasta coherente.  Louis se rige por la ley de la oferta y la demanda y, puesto que hay demanda de cobre y metal, se dedica a robarlo para venderlo al mejor postor. El problema es que el negocio está empezando a ponerse peligroso, y va de capa caída. Debería enfocar sus habilidades en otro negocio.

Tras una entrevista de trabajo fallida, Louis vuelve a  casa por la autovía cuando un coche de policía lo adelanta. Se trata de un accidente. Louis se detiene para curiosear. Están intentando socorrer a las víctimas. Una furgoneta se detiene junto al siniestro. De ella, salen apresuradamente dos tipos con sendas cámaras de vídeo. Louis asiste, como a una epifanía, a la grabación de cada detalle sangriento del recate de las personas accidentadas. Tras hablar con el responsable del equipo de grabación, decidirá cuál va a ser el enfoque de su nueva empresa.

Nightcrawler” supone el debut como director del guionista Dan Gilroy, hermano menor de Tony Gilroy, guionista y director de “Michael Clayton” (2007), por el que fue nominado al Oscar en ambas categorías, y guionista de la saga sobre Jason Bourne, y también director de “El legado de Bourne” (2012), en la que participó como guionista nuestro Dan Gilroy.

El largometraje dirigido por Dan es, como no podría ser de otra manera, producto de su tiempo y de cierta tradición, ambas subdivididas en sus vertientes formal y temática.

Aquí podéis ver el tráiler de la película.

Nightcrawler respecto a la tradición:

Temáticamente:

Existen dos inmensos precedentes que han tocado el tema de la falta de escrúpulos en ciertos medios de comunicación a la hora de buscar las imágenes y situaciones más morbosas, con el fin de sacar el mayor rédito económico y de audiencia. Me refiero a El gran carnaval” (Billy Wilder, 1951) y a Network” (Sidney Lumet, 1976).

El gran carnaval” (Ace in the hole), la película de Wilder, cuenta la historia de Chuck Tatum (Kirk Douglas), un ambicioso periodista que es capaz de dilatar el rescate de un hombre atrapado en una gruta para que su reportaje sea más espectacular, le proporcione más carnaza y, por lo tanto, más dinero.

Y la película Network, de Sidney Lumet, trata sobre Howard Beale (Peter Finch), un presentador de noticiario televisivo que es despedido. Poco después, anuncia delante de la cámara a todos los televidentes que se va a suicidar en directo en su último programa. Esto hará que aumente considerablemente la audiencia de sus siguientes presentaciones, consiguiendo que los ejecutivos del canal se replanteen su despido.

Formalmente:

Formalmente hay un claro precedente que no se puede dejar de mencionar. Y es que la historia de un tipo solitario, taciturno y obsesivo, dispuesto a trabajar por la noche y hasta sus últimas consecuencias, nos recuerda evidentemente a Taxi driver” (Martin Scorsese, 1976). La famosa película de Scorsese tiene muchos puntos en común, en cuanto al personaje protagonista y a la estructura de la historia, con el largometraje de Dan Gilroy.

Aquí podéis ver un estupendo montaje comparativo de las dos películas, editado por Jorge Luengo Ruiz.

Nightcrawler como producto de su tiempo:

Temáticamente:

Temáticamente no hace falta que echemos mano de ninguna película. No hay más que ver el tratamiento informativo que lucen algunos programas televisivos matinales, centrados en el morbo y en el lado más sórdido y espectacular de la noticia. O, sin ir más lejos, no tienen más que recordar la exposición de las imágenes del tiroteo del ataque terrorista al semanario francés Charlie Hebdo, en el que algunos canales de televisión no dudaron en mostrarnos el disparo a quemarropa de un terrorista a un policía indefenso tendido en el suelo.

Formalmente:

Formalmente, “Nightcrawler” recuerda a una de las películas más impactantes y cool de los últimos años: “Drive” (Nicolas Winding Refn, 2011).

Y parte de culpa la tiene Robert Elswit, director de fotografía y habitual colaborador de Paul Thomas Anderson. Su tenue iluminación de tonos verdosos es realmente bella y a la vez tenebrosa. Al igual que la música de James Newton Howard, que ya colaboró con el hermano de Dan en “Michael Clayton” (2007) y “Duplicity” (2009).

Y, para concluir, hay que valorar el trabajo actoral de Jake Gyllenhaal, un intérprete que crece con cada película en la que participa, y que a mí todavía me tiene impactado por su “Enemy” (Denis Villeneuve, 2013) y, por “Animales nocturnos” (Tom Ford, 2016). En este caso, su transformación física es realmente notable, y sus modales y manera de hablar, suaves y educados, no hacen más que elevar la inquietud que provoca un sociópata tan creíble como terrorífico.

En definitiva, una película muy recomendable que disfrutarán mucho más en su versión original. Que es lo suyo.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: